William Kamkwamba

William Kamkwamba (nacido el 5 de agosto de 1987) es un innovador, ingeniero y autor de Malawi. Ganó fama en su país cuando, en 2002, construyó un aerogenerador para alimentar algunos aparatos eléctricos en la casa de su familia en Wimbe (20 millas al este de Kasungu) usando árboles de goma azul, piezas de bicicleta y materiales recolectados en un desguace local. Desde entonces, ha construido una bomba de agua que funciona con energía solar que suministra la primera agua potable en su pueblo y otras dos turbinas eólicas (la más alta de 39 pies) y planea dos más, incluida una en Lilongwe, la capital política de Malawi.
William nació en una familia de pobreza relativa y se basó principalmente en la agricultura para sobrevivir. De acuerdo con su biografía, El niño que aprovechó el viento, su padre había sido un hombre duro que cambió después de convertirse en cristiano. Una hambruna paralizante obligó a Kamkwamba a abandonar la escuela, y no pudo regresar a la escuela porque su familia no podía pagar la cuota de la matrícula. En un intento desesperado por conservar su educación, comenzó a visitar con frecuencia la biblioteca de la escuela. Fue allí donde Kamkwamba descubrió su verdadero amor por la electrónica. Antes, una vez había establecido un pequeño negocio reparando las radios de su aldea, pero su trabajo con las radios no había ganado mucho dinero.
Kamkwamba, después de leer un libro llamado "Using Energy", decidió crear un aerogenerador improvisado. Experimentó con un modelo pequeño usando una dinamo barata y finalmente hizo una turbina eólica que funcionaba y que alimentaba algunos aparatos eléctricos en la casa de su familia. Los agricultores y periodistas locales investigaron el dispositivo giratorio y la fama de Kamkwamba en las noticias internacionales se disparó. Un blog sobre sus logros fue escrito en Hacktivate y Kamkwamba participó en el primer evento que celebra su particular tipo de ingenio llamado Maker Faire Africa, en Ghana en agosto de 2009.
Cuando The Daily Times en Blantyre, la capital comercial, escribió una historia sobre el aerogenerador de Kamkwamba en noviembre de 2006, la historia circuló a través de la blogósfera, y la directora de la conferencia de TED, Emeka Okafor, invitó a Kamkwamba a hablar en TEDGlobal 2007 en Arusha, Tanzania como invitado. Su discurso conmovió a la audiencia, y varios capitalistas de riesgo en la conferencia se comprometieron a ayudar a financiar su educación secundaria. Su historia fue cubierta por Sarah Childress del periódico The Wall Street Journal. Se convirtió en un estudiante en la Academia Cristiana del Colegio Bíblico Africano en Lilongwe. Luego pasó a recibir una beca para la Academia de Liderazgo Africano y en 2014 se graduó de Dartmouth College en Hanover, New Hampshire.
Entre otras apariciones, Kamkwamba fue entrevistado en The Daily Show el 7 de octubre de 2009 (durante el cual fue comparado humorísticamente con el héroe ficticio Angus MacGyver por su impresionante ingenio científico). Además, fue invitado y asistió a la reunión introductoria de Google Science Fair 2011, donde fue orador invitado.
El libro de Kamkwamba, El niño que aprovechó el viento, fue seleccionado como el título de "1 libro, 1 comunidad" de 2013 para el sistema de bibliotecas públicas del condado de Loudoun, Virginia. "1book 1community es un programa de lectura en todo el condado que promueve el diálogo y la comprensión de la comunidad a través de la experiencia compartida de leer y discutir el mismo libro". Se compraron copias del libro de la A.V. Symington e Irwin Uran Gift Funds.
Kamkwamba es el tema de la película documental William and the Windmill, que ganó el Premio del Gran Jurado a la Mejor Película Documental en el festival de cine South By Southwest 2013 en AustinTexas.
En 2013, la revista TIME nombró a Kamkwamba como una de las "30 personas menores de 30 años que cambiaron el mundo"
En 2010, The Boy Who Harnessed the Wind fue seleccionado como libro de uso común de la Universidad de Florida, requerido para que todos los estudiantes entrantes lo lean. En 2014, también fue seleccionado también por la Universidad de Auburn y en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Michigan. William hizo una aparición en cada universidad para hablar sobre su libro y su vida.
En 2014, Kamkwamba recibió su licenciatura en el Dartmouth College en HanoverNew Hampshire, donde era estudiante y fue elegido para la Sphinx Senior Honor Society.

¿Por qué ver El niño que domó el viento?

  • Porque es una buena película. 
  • Porque cuenta una historia que emociona, sin forzar el sentimentalismo. Siempre es bueno tener un espacio en el que emocionarse. Y el saber que está basada en una historia real le da contundencia.
  • Porque Chiwetel Elijor muestra que no solo es el gran actor que descubrimos en 12 años de esclavitud, sino también un director interesante.
  • Por el realismo con el que está descrita la vida en otro continente, que se consigue transmitir gracias a una excelente fotografía.

Para pensar

1.  Lo primero que salta a la vista es el enorme contraste entre ese mundo de Malaui y las realidades a las que estamos acostumbrados. Fíjate en los muchos contrastes que puedes percibir.
2.  Es muy interesante el valor de la educación, un tema recurrente a lo largo de toda la película. Los padres de William quieren darles una educación a él y a su hermana. Parece que es algo que han tenido claro desde que tuvieron hijos. Una y otra vez aluden a la falta de estudios como un problema. Y vamos viendo la dificultad, esfuerzo y privilegio que supone el poder ir al colegio –desde la primera escena con el uniforme escolar, al acceso a una biblioteca...–
3.  También es una película sobre la familia. Sobre la necesidad de luchar unos por otros, y sobre la radicalidad del amor «cuando me arranque un brazo para daros de comer entenderás lo que es ser una madre», llega a decir, desgarrada, Agnes (la madre coraje de esta historia). ¿Qué te dice esto del amor?
4.  ¿Qué te parece la relación de William con su padre? Es muy interesante ver la evolución de ese padre dividido entre su orgullo, su terquedad y la posibilidad de que su hijo sepa más que él.
5.  También es muy interesante la reflexión sobre el papel de la comunidad. En un diálogo con el director de la escuela, Trywell y Agnes confiesan que, en su juventud, juraron que nunca rezarían por la lluvia. «Pensábamos que la educación era el camino». Sin embargo, ahora se dan cuenta de que lo que ayudaba a las comunidades anteriores a ellas no era la oración sin más. Es que rezaban juntos. Estaban unidos. La película muestra los problemas de una comunidad fragmentada y la explotación por parte de los poderosos cuando consiguen dividir a una comunidad. ¿Se te ocurren ejemplos de esto en la vida diaria?


6.  La película está basada en la historia real de William Kamkwamba, y muestra la capacidad de algunas personas de perseguir metas que van más allá de las convenciones.

Comentarios

Entradas populares