lunes, 6 de febrero de 2017

Análisis económico de la semana. 6 de febrero de 2017.

Análisis económico de la semana. 6 de febrero de 2017.

Fuente: José Carlos Díez 
Fecha: 6 febrero 2017 
La pasada semana la Fed mantuvo invariados los tipos de interés y eliminó temores a sobrerreacción por el efecto Trump. 
Las bolsas han subido y los tipos de largo plazo de la deuda pública también (tras las elecciones), lo cual implica mayores expectativas de inflación y crecimiento por parte de los inversores.
La Fed no tiene el mismo criterio y mantuvo invariado su discurso y los tipos.
Trump hace política con el Twitter, pero los manuales recomiendan que un banco central ante periodos de incertidumbre debe ser gradual y no sobrerreaccionar. 
Cuando Trump consiga pasar las leyes por el Congreso, será el momento de evaluar el impacto de su políticas. 
En Europa el BCE también está acertando al no reaccionar por la subida de los precios del petróleo. 
​La inflación subyacente sigue próxima al 1%, lejos del objetivo del 2% y Draghi ha sido contundente: la subida de inflación es transitoria, la estabilidad de precios no está amenazada y continuarán las compras de deuda. Los tipos de la deuda europea a corto plazo... pero los bonos a largo plazo siguen repuntando. 
A corto plazo los bonos se ven influidos por los tipos al 0% del BCE, pero a largo plazo las expectativas de inflación tras el recorte de la OPEP y la subida de los precios del petróleo y las rentabilidades también.
Un ahorrador compra un bono para proteger su dinero de la inflación. Cuando piensan que la inflación va a subir exigen mayor rentabilidad y eso aumenta el coste de financiación de empresas, familias y gobiernos y reduce el crecimiento y la creación de empleo. 
Por eso los bancos centrales tienen por objetivo mantener la inflación estable para tener bajos tipos de interés y crear más empleo a largo plazo. 
En España la inflación de enero subió hasta el 3%. 
Los modelos de previsión anticipaban 2,5% y 2% para el promedio del año. 
Es difícil anticipar el precio del petróleo, pero es muy probable que la inflación acabé próxima al 2,5% de promedio. 
Con el BCE comprando deuda pública española y tipos al 0%, la recuperación no está en riesgo.
Pero los salarios se negocian próximos al 1,5% y los trabajadores perderán poder adquisitivo y, además, el gobierno ha subido los impuestos. 
Por lo tanto, el consumo crecerá menos en 2017 al tener viento en contra. 
Los más perjudicados serán los 9 millones de pensionistas -especialmente los 3 millones con pensión mínima- a los que sólo les han subido 0,25% la pensión. 
En el caso de la pensión mínima la mayor parte de la cesta de la compra son luz, gas para calefacción y alimentos, por lo que su cesta de la compra aumenta mucho más del 3% y son los que más notarán los efectos sobre su ya mermada capacidad de compra tras cinco años con las pensiones congeladas. En cuanto a los datos de afiliados a la Seguridad Social de enero, la destrucción de empleo fue menor que en enero de 2016. 
Por lo tanto, la economía va perdiendo intensidad de crecimiento pero gradualmente y mucho menos de lo esperado hace un año. 
Las matriculaciones de coches en enero crecieron un 10%, 8% el canal de particulares. 
Por lo tanto, el consumo sigue creciendo, pero va también perdiendo intensidad. 
En la Eurozona las ventas minoristas -eliminando el efecto estacional- cayeron en diciembre, pero cierran el 4tr16 con un crecimiento anualizado próximo al 4% y son, junto a las exportaciones y el mayor dinamismo del comercio mundial por la mejoría de China, las que explican que el PIB se haya reactivado en Europa. 
El PIB de la Eurozona del 4tr16 creció 0,5% trimestral, su mayor crecimiento desde el 1tr16. 
Esta semana en Europa y en España se publicarán datos de producción industrial y comercio exterior de diciembre. ​
Y Mario Draghi comparece en el Parlamento Europeo para rendir cuentas y explicar sus decisiones de política monetaria a los europarlamentarios. 
Lo esperado es que mantenga su discurso y no haya ni cambios, ni incertidumbre en la política monetaria a pesar del aumento de la inflación tras la subida de los precios del petróleo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario