Diferencia entre colaboración y cooperación. Trabajo colaborativo y trabajo cooperativo

La colaboración es una forma de interacción y de vida personal donde los individuos son responsables de sus acciones, incluyendo su aprendizaje y el respeto de las habilidades y contribuciones de los otros. La cooperación es una estructura de interacción diseñada para facilitar la realización de un producto final específico o meta a través del trabajo conjunto en grupos.


Colaborar vs. Cooperar

En muchas ocasiones la Escuela ha entendido estos dos conceptos como sinónimos o términos muy parecidos y creo que hay que saber diferenciarlos. Tal vez el futuro de la Escuela tal y como la entendemos hoy deba ser capaz de transformar la colaboración en favor de la cooperación.


¿Qué es Colaborar?

Si nos fijamos en la definición del la Real Academia de la Lengua veremos que se entiende colaborar como ‘Trabajar con otra u otras personas en la realización de una obra‘. De hecho, la palabra procede del término latino ‘laborare‘, es decir, trabajo y esfuerzo. Así pues debemos entender el término colaborar como ‘trabajar juntamente con’. Esto implica que el grupo que colabora preferentemente debe ser un grupo lo más homogéneo posible. Y si por algo se distingue la escuela de nuestros días no es precisamente por su homogeneidad, sino por su heterogeneidad. El hecho de vivir en un mundo tan cambiante hace que las personas que se hallan en un aula cada vez sean más diferentes en todos los aspectos. Esto no significa que colaborar entre alumnos sea algo negativo y que debamos olvidarnos de ello en nuestra práctica docente. Simplemente creo que la colaboración no posee el potencial que sí aporta el aprendizaje cooperativo.

ALGUNOS COMENTARIOS DE DOCENTES SOBRE LA PRÁCTICA EN EL AULA DEL TRABAJO COOPERATIVO:

¿Qué dificultades has encontrado en la implantación del trabajo cooperativo?

  • A veces los alumnos no están cómodos.
  • Falta de hábito en los alumnos. Motivación. Competitividad.
  • Que los alumnos realicen asignadas previamente.
  • La poca implicación de algunos que no están preparados, concienciados o no quieren trabajar o utilizar estas técnicas e impiden al resto de compañeros de su grupo a lograr los objetivos propuestos.
  • Algunas dificultades en su práctica es que tenemos que concienciar a los alumnos día a día y momento a momento, hay que recordarles los roles. También recordarles el significado de lo que es "cooperar" y de lo que no es.
  • Los docentes tenemos que ser muy constantes y no dar nada por sabido o interiorizado.
  • Algunos alumnos son muy competitivos y eso les dificulta el trabajo cooperativo. Nuestro reto como docentes es enseñarles a cooperar y no a competir.
  • Cuánto mayores son los alumnos, mayor creencia tienen en que el aprendizaje es individual y que para ser el número uno se debe ganar a los demás.
  • El sistema de evaluación numérico no ayuda a la cooperación.
  • En el caso de alumnos con necesidades especiales, es muy complicado.
  • Unos alumnos trabajan más que otros. 

Comentarios

Entradas populares